Archivo del sitio

Comunicación Interna y Gestión del Cambio

cambioHace un tiempo escribí esta columna para la Revista HSEC. La comparto ahora en mi blog, porque el Cambio es un tema muy contingente, que cada día es más necesario de gestionar en nuestras organizaciones.

 

Hoy ya no hablamos de resistencia al cambio, sino de resistencia a la pérdida, a la pérdida de la comodidad y el confort a la que nos acostumbramos en el día a día en el trabajo.

Las personas no quieren asumir un cambio, porque eso genera nuevos aprendizajes, adaptaciones e incomodidad, y ¡eso no les agrada!

Sin embargo, esto está totalmente alejado de lo que está sucediendo y de lo que están requiriendo las empresas. La necesidad de cambio es hoy un imperativo, que puede definir el futuro de una organización.

El cambio de conducta, por ejemplo, en el caso de la Seguridad y Salud Laboral, es un aspecto en que me ha tocado trabajar en distintas organizaciones. Las estadísticas señalan que el 80% de los accidentes se generan a causa de acciones inseguras y no de condiciones inseguras. Cambiar la conducta de un trabajador en su día a día, en donde tiene que generar otra forma de hacer las cosas para disminuir la accidentalidad, no es sencillo, pero es más efectivo.

¿Y cómo aporta la Comunicación Interna en este desafío? La Comunicación es un proceso intrínseco al trabajo de Gestión de Cambio. Si los trabajadores no saben qué cambiar y -aún más importante- por qué cambiar, ¿cómo contaremos con su compromiso para llevar a cabo grandes cambios organizacionales?

John Kotter, en su libro “Nuestro Tempano se Derrite”, plantea ocho pasos para llevar adelante un proceso de cambio:

1. Crear un sentido de urgencia
2. Crear equipos guía
3. Crear una visión y estrategia
4. Comunicar la visión
5. Habilitar/capacitar
6. Generar éxitos a corto plazo
7. Consolidar logros/persistencia
8. Anclar la cultura

Desde el punto de vista de la Comunicación Interna, estas etapas hacen mucho sentido, ya que van generando en cada una de ellas la urgente necesidad de compartir los desafíos, decisiones, éxitos y beneficios con los trabajadores, que son quiénes deben llevar a cabo el cambio. Sin la “complicidad” de sus colaboradores, el cambio se queda estancado. Por ello, es tan fundamental escuchar y comunicar, con un tremendo compromiso del líder, que debe ser además un vocero respetado por los equipos.

Estos pasos además son apoyados por tres bases inconfundibles de la comunicación para el cambio:

• Conocer: primero, nuestros trabajadores deben conocer el proceso cambio, cuál es su objetivo, qué gano yo, qué gana la empresa, cuáles son los plazos, porqué es necesario cambiar, cuál es el sentido de urgencia, quién es el líder, quiénes son los “embajadores” que acompañan y adhieren al proceso, qué piensa la gerencia.

• Creer: Cuando ya hemos entregado los detalles del proceso, necesitamos que nuestros colaboradores crean y se conviertan en parte promotora del proceso. Que crean en los beneficios, en los líderes y que cambiar -pese a la pérdida de comodidad- es una excelente idea.

• Querer: Aquí nuestros colaboradores ya son activistas, porque ya conocen y ya creen y ahora están en la etapa del querer: Quiero ir a la capacitación, porque me ayudará a llevar adelante este cambio; quiero ser parte de los equipos que promueven el cambio; quiero ser parte de los logros, que ya visualizo.

La necesidad de cambio es parte del horizonte de todas las empresas, y no he conocido ninguna que no haya enfrentado o esté enfrentando un proceso de cambio -ya sea de un sistema computacional, un nuevo modelo operativo, un cambio de edificio o una gran implementación de Calidad Total (TPM, LEAN Thinking, 5S, etc.). No obstante, sí he visto procesos de cambios que no han sido del todo exitosos, porque no se ha involucrado a todos los trabajadores.

Escuchar a los colaboradores, dar respuesta a sus inquietudes sobre el cambio y generar un plan de comunicaciones internas que acompañe todo el proceso, le garantiza una evolución más corta y más efectiva. No significa que todo está resuelto con la comunicación, pero si logramos que las personas conozcan, crean y quieran, el impacto del cambio será mucho menor.

 

cambioNuevas tendencias al servicio del cambio

Las comunicaciones internas han ido modernizando sus herramientas para apoyar los cada vez más recurrentes y complejos procesos de cambio que viven las organizaciones. Entre las nuevas tendencias que más aportan a agilizar el cambio y a minimizar su impacto, se encuentran:

Gamification: Esta técnica tiene sus orígenes en el marketing y su atractivo es que toma las características de los videojuegos para impulsar una nueva conducta al interior de las organizaciones. ¿Los juegos son sólo cosa de niños? Claramente no. Desde el 2008 a la fecha, los usuarios de videojuegos en Estados Unidos han crecido un 240%, tal como lo señala un estudio de Park Associates. El potencial del gamification radica en que los colaboradores encuentran atractivo interactuar con videojuegos –que les permite competir, juntar puntos, responder preguntas, entre otros–, por lo que ellos comienzan a interiorizarse de forma lúdica con el nuevo aprendizaje que se quiere impulsar en la organización, minimizando la resistencia a la pérdida. más información en https://susanacaceres.com/2012/09/11/gamification-y-comunicacion-interna/

Brand Experience: Aprender haciendo es mucho más efectivo que sólo ser un espectador. Bajo esta premisa, el Brand Experience (que también nace en el marketing) ayuda a que los colaboradores de una organización puedan comprender los conceptos o beneficios de un cambio a través de actividades lúdicas y vivenciales. La participación aquí es clave. No se trata sólo de entregarles información a los colaboradores sobre el cambio a implantar, sino que ellos sean parte activa de este proceso. Un ejemplo de esto es lograr que un equipo de ventas trabaje un día con los operarios de la planta productiva de la empresa, para que vivan la experiencia de crear un producto nuevo desde su nacimiento. Más información en https://susanacaceres.com/2011/09/05/comunicacion-interna-y-experiencia-de-marca-o-brand-experience/

 

Saludos y seguimos comunicados!

Susana Cáceres G.

Socia Directora

Internal

www.internal.cl

 

Anuncios

Cascada de Comunicación Interna: el rol fundamental del Líder

LIDERAZGOEn los últimos talleres de Gestión de la Comunicación Interna que he dictado, y en los diagnósticos que hemos realizado en nuestra Consultora, Internal, la problemática de la Comunicación en Cascada y la retroalimentación ha sido uno de los aspectos más consultados y relevados.

¿Cómo logramos que los líderes comuniquen?, ¿Cómo logramos que asuman su rol en la Comunicación Interna?, ¿Cómo hacemos que entiendan la importancia de comunicar en una organización?

Muchas veces he visto que los líderes y, en especial los que ocupan cargos de mandos medios, se quedan con la información y no la canalizan hacia sus colaboradores. Tampoco suben dudas, consultas o ideas de sus colaboradores hacia otras instancias organizacionales. Esto genera muchos problemas en la organización, que no se vislumbra hasta que tenemos una crisis de comunicación en ciernes:

  • Poca confianza en la comunicación oficial: me entero por rumor en lugar que mi jefe me comunique.
  • Falta de alineamiento organizacional: los colaboradores no saben por qué realizan sus tareas diarias ni cómo contribuyen éstas al cumplimiento de las metas organizacionales.
  • Pérdida de liderazgo: un jefe que no comunica no potencia su liderazgo.
  • Pérdida de innovación: todas las ideas que se puedan generar entre nuestros colaboradores no son canalizadas en forma ascendente en la organización, perdiendo valiosas propuestas y, muchas veces, ahorros sustantivos.
  • Pérdida de credibilidad de los líderes: los colaboradores sienten que sus jefes no tienen capacidad de resolver sus problemas o dudas; al final se saltan al jefe y van al superior de éste.
  • Retrabajo y mala gestión del conocimiento: las áreas a veces estás trabajando en los mismos proyectos y como esto no es canalizado a otras instancias, cada área trabaja a parte sin generar sinergia, gastando más dinero y demorándose más.

Y muchos otros problemas que podemos identificar en cada una de nuestras organizaciones.

liderazgoCómo resolverlo:

Una primera labor es del gerente general o presidente de la Compañía. La gestión de la comunicación interna requiere del compromiso y respaldo de la alta dirección. Con esta visión, los líderes y mandos medios asumirán que es un tema relevante y no un “cacho” que tengo que hacer, además de mi labor.

En la reunión gerencial o comité de gerencia debe declararse claramente que se debe bajar información a los equipos. Pero no sólo eso sino que también: qué comunicaremos, cuándo lo haremos, a quién, cuándo volverá el feedback; y –muy importante- por qué lo haremos. No dejar al azar lo que cada jefatura comunicará. Si queda en una nebulosa, no se comunicará nada o se comunicará parcelado, lo que generará un rumor muy poderoso.

En este sentido, la comunicación en cascada, tal como toda la comunicación interna de una organización, debe planificarse. La espontaneidad en este caso no nos sirve. (Pueden ver artículo anterior sobre sistematización de comunicación en cascada con team briefing en: https://susanacaceres.com/2011/08/16/comunicacion-y-mandos-medios%E2%80%A6-como-abrir-el-camino-al-team-briefing/)

Sí debemos apelar a la espontaneidad, compromiso y habilidades del líder para generar comunicaciones activas, participativas y que generen un clima grato.

Y muy importante, formar a los líderes en comunicar y escuchar bien. Los líderes no necesariamente tienen estas capacidades, pero pueden y deben desarrollarlas.

Y además hacerles ver que un líder que comunica bien es un mejor líder. Un jefe que es buen comunicador adquiere mejores herramientas para llevar a cabo su labor diaria, mejora el clima laboral, genera confianza en su equipo, capitalizando ideas e innovación, y potencia su liderazgo.

Seguimos comunicados….

Susana Cáceres G.

Socia Directora

Internal

www.internal.cl

 

Mujeres en la Comunicación Interna

1882852A propósito de la celebración del Día de la Mujer, me puse a reflexionar sobre el rol que las mujeres estamos cumpliendo en la comunicación de nuestras empresas.

Cada vez son más las mujeres que se desempeñan en el ámbito de las comunicaciones y esto no es nuevo. Mi tesis para optar a la Licenciatura en Comunicación Social en la Universidad de Chile – a comienzos de los ’90 -, la realicé sobre la incorporación de la mujer en el periodismo en Chile, junto a mi gran amiga y periodista Victoria Hernández.

Uno de los hallazgos más interesantes que encontramos fue que cerca de un 60% a 70% de los estudiantes de periodismo eran mujeres. Sin embargo, a la hora de encontrarlas en puestos de dirección en medios de comunicación, el porcentaje se hacía inverso, llegando alrededor del 20%.

Otro aspecto a destacar de ese estudio fue que los sueldos habían bajado cuando las periodistas llegaron masivamente a trabajar en los medios de comunicación.

Creo que esa realidad no ha cambiado mucho, excepto porque cada día son más mujeres las que estudian periodismo. Eso es lo que he podido ver con mis alumnos de cuarto y quinto año de Periodismo de la Universidad de Chile: el 80% son de sexo femenino.

Otro cambio es que los periodistas nos estamos desempeñando más allá de los medios de comunicación y estamos aportando en comunicación corporativa de manera fundamental. Si vemos que cerca del 80% de estos profesionales son mujeres… ¡Tenemos una tremendo desafío que enfrentar!

La Comunicación Interna está creciendo y el aporte que está realizando a las organizaciones es tremendamente importante, en materia de motivación, clima laboral, gestión del cambio, cultura organizacional y alineamiento. En esta tarea, el rol de las periodistas está muy activo, ya que como hemos dicho, la participación laboral de nosotras es muy amplia.

Quiero saludar a todas las periodistas y comunicadoras, especialmente a las que me ha tocado conocer en mis años de ejercicio profesional, e invitarlas a seguir apostando y aportando por la comunicación interna y a tomar el desafío para que nuestras empresas se comunican mejor… ¡y también invito a este reto siempre a nuestros colegas hombres!

¡Feliz día de la Mujer!
Y seguimos comunicados…

Susana Cáceres G.
Socia Directora
INTERNAL
www.internal.cl

¿Por qué diagnosticar y medir en Comunicación Interna?

 Muchas veces me han llamado de empresas porque necesitan con urgencia un plan de comunicaciones internas, o una revista, o un “boletincito” no más. Todavía existe la imagen que la comunicación interna es sólo medios y, por otro lado, que no es necesario diagnosticar para generar un plan… De paso se generan planes sin estrategia, es decir: no definimos ni pensamos por qué estamos comunicando lo que estamos comunicando.

Cuando no diagnosticamos las posibilidades de no ser efectivos… son abismantes!!!! Si no conocemos la organización, a nuestras audiencias internas, nuestros equipos, nuestros líderes y no nos metemos en la cultura organizacional, no podemos planificar. Y, peor aún, no podemos medir. Si no tengo una línea base de comparación real de mi organización, cómo podemos evaluar si estamos mejorando?

¿Qué deberíamos buscar en un diagnóstico?

Necesitamos conocer la realidad organizativa y el proceso comunicativo de la institución:

Empresas que se comunican mejor, presentan mejor desempeño financiero

Comunicar bien al interior de la organización permite alinear los objetivos y metas institucionales y dar sentido al trabajo diario. Cada colaborador sabe por qué hace su trabajo y lo puede desempeñar de manera más eficiente. Ello desemboca en que las empresas obtienen mejores resultados y por ende, mejor desempeño financiero.

“En materia de comunicación, las empresas exitosas prestan mucha atención a la forma en que presentan la propuesta de valor a sus empleados. En tiempos de cambios, utilizan las redes sociales y otras herramientas ya probadas para comunicarse con un público cada vez más diverso y disperso. Esas empresas tratan a sus gerentes de manera especial, ofreciéndoles cursos de capacitación e información adicional para ayudarlos en su gestión. Asimismo, se centran en el cliente y utilizan programas de comunicación para impulsar la productividad, la calidad y la seguridad.” Esto es parte de los resultados de la encuesta sobre Retorno de la Inversión en Comunicación 2009/2010 (ROI por sus siglas en inglés) realizada por Watson Wyatt Worldwide, que analizó los datos recogidos en abril y mayo del 2009 en 328 organizaciones, contemplando un total de 5 millones de empleados en varias regiones del mundo. Lee el resto de esta entrada